Inicio Ayudar Contactar
Estás en Inicio › Consejos para una adopción responsable

Consejos para una adopción responsable


En el momento en que decides tener un gato en casa has de adquirir unas costumbres y obligaciones que antes no tenías.


- Debes vacunar al gato para prevenirle de las enfermedades más típicas. En el caso de que ya lo esté debes revacunarle cuando le toque. El veterinario te informará de cuándo debes hacerlo.


- Debes esterilizarle cuando tenga la edad apropiada, más o menos a partir de los 7 meses. No es necesario esperar a que tenga el primer celo. Si el gato no sale de casa te evitarás molestias innecesarias y que el gato no sufra, especialmente en el caso de una gata, ya que muchas de ellas al no estar esterilizadas suelen desarrollar tumores mamarios.

En el caso de que el gato salga de casa evitarás futuros gatitos y su posterior abandono, ya que ya hay demasiados abandonados, más que posibles adoptantes.


- En el caso de un gato menor de 1 año es conveniente darle un pienso especial para su edad, ya que tiene unos ingredientes, especialmente calcio, que necesitan en esa etapa de su vida (lo mismo ocurre en el caso de una madre que tiene que amamantar a sus cachorros).


- Si hay que cambiar el pienso del gato debe hacerse poco a poco, mezclándolos progresivamente, ya que en algunos casos puede provocar diarreas.


- El agua del gato debe cambiarse cada día y controlar que tenga comida. Estos dos recipientes deben estar alejados del arenero, que también debe limpiarse cada día (existe un juego de palas una de las cuales está agujereada que son perfectas para esta labor).

Como el gato suele beber poco es bueno poner otro bol de agua en otro lugar de la casa. Además a muchos gatos les gusta empujar el bol con lo cual tiran el agua y no pueden beber (para evitar que mojen el suelo puedes poner una bandeja debajo).


- Es bueno cepillarles a menudo aunque tengan el pelo corto ya que al lavarse tragan pelos, se les forman bolas en el estómago y pueden morir. A partir de la primavera se les cae mucho.

Es conveniente darles malta (de venta en tiendas de animales) y tener una planta de hierba para que coman (se la puedes plantar con semillas de alpiste). Esto puede ayudar a que no se coman el resto de plantas y/o flores (cuidado con las plantas ya que muchas son venenosas para ellos).


- A los gatos les encanta mordisquear cualquier cosa que cuelga o tiene aspecto de cuerda como los cables eléctricos, lo cual es peligroso para su vida y para la casa. Debes vigilarle y ver que no lo hace.

Cuidado también con los hilos de costura (son muy peligrosos), agujas, bolsas de plástico (pueden ahogarse), etc.


- Sus juguetes favoritos son los ratoncitos de juguete y las pelotitas, ya sean de goma compradas o de papel. También les encantan las cuerdas, especialmente si tú juegas con él y los juguetes con plumas (cuidado que no se las traguen).


- A los gatos les encanta trepar y moverse por las alturas. Tú decides hasta dónde quieres que llegue (cuidado con la tabla de planchar).


- Algunos gatos arañan el sofá y/o las cortinas. Debe tener un rascador para que no lo haga, de cartón o de cuerda.


- Les encanta oler tu ropa cuando te la quitas y tumbarse encima. También les encanta tumbarse encima de la ropa recién lavada. Si no quieres que lo haga debes guardarla inmediatamente.


- Hay que tener cuidado con los balcones, terrazas, barandillas, repisas de ventana, etc., ya que puede caerse. Los gatos son extremadamente hábiles pero pueden tener un traspiés (a muchos les ha pasado).


- Cuidado con las alfombras con flecos, bufandas, cojines y similares. A algunos les gusta mordisquear los flecos y si se los tragan puede provocarles la muerte. Asimismo pueden morir si muerden una bolsa de plástico y se la tragan.

También les encanta jugar con las bolsas de papel y meterse dentro (cuidado con las asas; córtalas).


- Recuerda siempre cerrar la tapa del water pues es muy probable que salte encima, especialmente para acceder al lavabo y beber agua ya que le encanta (también en la cocina). Además si el gato es muy pequeño puede ahogarse.

Cuidado con los grifos monomando. Si no estás en casa mejor que no puedan acceder a ellos.


- Mucho cuidado también con la lavadora, a muchos les gusta meterse dentro a dormir y más de uno ha muerto al no verlo al poner la colada.


- El cubo de fregar es un objeto que les llama mucho la atención y les encanta perseguir el mocho. Hay que tener cuidado que no se caiga dentro del cubo de agua. También hay riesgo de que beban el agua con detergente o lejía, hay muchos gatos intoxicados seriamente.


- Seguramente querrá dormir en tu cama pegado a ti. Tú decides si le dejas.


- Les encantan los rincones, meterse en los cajones, en el armario, lugares desde donde pueden observar y sentirse protegidos.


- Les gusta tomar el sol, además es necesario para ellos tomarlo de forma directa, ya que es su forma de adquirir la vitamina D.


- El gato se estresa fácilmente especialmente con los cambios. Si le llevas de vacaciones a otra casa puede tardar un par de días en adaptarse. Deja que se esconda donde quiera y que él mismo vaya haciendo.

De todas maneras y si no son muchos días, es mejor dejarle en casa y que alguien vaya cada día a cambiarle el agua, ponerle comida y limpiarle la arena.


- Es conveniente al salir de casa asegurarse que el gato está donde debe estar, muchas veces quedan atrapados dentro de un armario, detrás de una puerta cerrada, etc. y no podrá salir hasta que alguien vuelva a casa.


- No debe ponerse al gato correa ni cascabel. Puede quedarse atrapado por la correa en algún lugar y ahogarse si tira demasiado. Hay algunas que tienen una tira de goma para que se rompan si tira, pero es mejor no arriesgarse.

En cuanto al cascabel es algo que les agobia mucho, ya que su oído es muchísimo más sensible que el nuestro y cada vez que se mueven están oyendo un ruido que para ellos es ensordecedor.

La principal causa por la que la gente pone cascabel al gato es para saber dónde está, pero al cabo de unos días de convivir con él se sabe perfectamente cuáles son sus sitios y escondrijos favoritos.


Existen varios libros sobre gatos en el mercado que pueden ayudarte a comprenderle mejor. Un buen ejemplo es: GATOS FELICES, DUEÑOS FELICES, de Santiago García Caraballo, un veterinario que escribió este libro sobre los problemas de comportamiento de los gatos pensando en los problemas que le planteaban los dueños de gatos que visitaban su consulta.

Otro libro interesante que también nos habla de posibles enfermedades además del carácter de los gatos es: CUIDADOS NATURALES PARA GATOS, del Dr. Bruce Fogle.

 

subir
Plataforma Gatera - NIF G64784499